Psicólogo Infantil Sevilla
653 34 79 73
Centro Sanitario N.I.C.A. 46732

Gestión de conflictos con adolescentes

No existe otro camino para llegar a la etapa adulta que superar la adolescencia y si ya lo has hecho, sabrás que no se trata de una época tranquila, sobre todo para nuestros padres, amigos y profesores.

¿Quién nos iba a decir que después de sufrir nuestra propia adolescencia, tendríamos que padecer la de nuestros hijos? Pues tampoco existe otra salida, perdona que te lo digamos de forma tan clara, pero no queda otra.

Por ello, desde nuestro blog de psicólogos, te traemos en el día de hoy, una nueva publicación, centrada en como gestionar conflictos que podamos tener con nuestros descendientes en plena pubertad.

En estas primeras líneas y tras una breve introducción sobre la adolescencia, no pierdas detalle porque hablaremos desde la relación actual de la mayoría de familias entre padres e hijos, así como los conflictos más habituales que suelen surgir y sobre todo, como enfrentarse a ellos.

Aconsejada lectura que no te robará más que un par de minutos, pero que esperamos que sirva de ayuda y cualquier consulta, no dudes en contactarnos.

Relación entre padres e hijos

Teniendo en cuenta que cada casa es un pequeño mundo y no está bien generalizar, el caso es que tras trabajar con cientos de familias, podemos concluir que las relaciones entre padres e hijos, por lo menos en nuestro país, donde trabajamos y tenemos clientes de toda España prácticamente, son cada vez peores y menores, en lo que a tiempo se refiere.

Largas jornadas de trabajo que ni siquiera permiten sacar a nuestra familia adelante, junto con la llegada de nuevas tecnologías que permiten al hijo o hija desde bien pequeños, resolver sus dudas desde un simple teléfono, atrás quedaron años donde nuestros abuelos eran consejeros y los padres, amigos en los que confiar nuestros secretos.

Además, esta falta de entusiasmo por la tecnología sobre todo en los padres más mayores, los separa todavía más en una era totalmente digitalizada.

En resumen, una vida a todo trapo con muchas horas de jornada laboral y estudiantil, hace que muchos padres no vean a sus hijos más que un par de horas y así, es muy difícil que se consagre una relación.

Tipos de conflictos que pueden surgir en la adolescencia

Comentado nuestro día a día con padres que vienen con sus hijos o de forma solitaria a la consulta y que disponen por lo general de una mala o escasa relación con sus descendientes, podemos afirmar que estos son los principales conflictos que nos cuentan:

Desobediencia

Es una edad donde empezamos a ver la vida con otros ojos. Nos enamoramos, nos divertimos sin la necesidad del amparo de nuestros padres, disfrutamos de nuestras primeras pandillas de amigos y esto hace, que en algunas ocasiones, no vemos necesario acatar normas de nuestros padres, si ya somos capaces por nosotros mismos de vivir.

Y aunque nada más lejos de la realidad, esto genera entre padres e hijos que la desobediencia al seguir diferentes normas de convivencia, como la limpieza o marcar un horario, genere los primeros conflictos serios y que como propietarios de los más pequeños, nos llegue el peor día de nuestras vidas y pensemos incluso en perderlos para siempre.

Esta falta de resolución de conflictos, agrandará problemas que en realidad ni lo son, como dicen pacientes consultados después de años, ya que todos nos hemos preocupado por cosas pasadas que hoy ni importancia tienen.

Acudir tanto en solitario, aunque mejor con el hijo, a un psicólogo experto en tratar estos conflictos, os ayudará a ambos a dar un mejor enfoque a cualquier disputa que pueda surgiros, que al fin al cabo, es habitual y sucede en las mejores familias. Ponte en contacto con nosotros ante cualquier duda sin ningún tipo de compromiso, estaremos encantados de ayudarte.

Bajo rendimiento académico

Con causas similares a las citadas en el punto anterior, como puede ser la falta de unos padres encima para que realicen sus tareas, junto con conocer a amigos no tan buenos como nuestros hijos y la llegada de los primeros amores, hace que una gran parte de los primeros fracasos escolares, sean en la edad de la adolescencia, comprendida según la OMS desde los 10 a los 19 años.

Estas malas notas, traerán consigo riñas y disputas en el ámbito familiar, incluso comparaciones entre hijos de tener más de uno. Acudir a castigos temporales es lo habitual, pero no la mejor solución y otra vez, es citarse con un psicólogo, cuando recibirás las pautas necesarias para superar esta etapa que pasa más rápido de lo que como padre quisiéramos.

¿Cómo deberían los padres enfrentarse a estos tipos de conflictos?

Conocidos los principales motivos, toca conocer cómo debemos enfrentarnos a los mismos. Pero teniendo en cuenta que cada caso es un mundo y los conflictos pueden contarse por miles los que hemos tratado, es importante a la hora de enfrentarse a conflictos en la adolescencia, hacerlo con la mejor información que pueda ofrecerte un experto en psicología familiar. Al tratarse de una de nuestras mayores especialidades al tratar con miles de jóvenes, te invitamos a que te pongas en contacto para darte una respuesta rápida a tus principales dudas que puedan surgir antes de visitarnos.

Consejos para resolver conflictos con los adolescentes

Aunque como te citamos en el punto anterior, dependerá del caso de cada adolescente y los conflictos que esté generando motivados por causas tan diferentes que sería imposible enumerar, te dejamos con algunos consejos para resolver conflictos con adolescentes, aunque no dejas de ser eso, consejos … Y si estáis teniendo conflictos de forma habitual, deberías dar un paso más y ponerte en contacto.

Estos son algunos consejos para resolver conflictos con hijos adolescentes:

– Sus problemas son reales: ¿lógico, verdad? Pues la mayoría de padres cometen el error de ver en el problema de su hijo una tontería sin importancia. Seguramente no la tenga, pero para nuestro hijo, está presentando un quebradero de cabeza y debemos ponernos en su piel y pensar que nosotros, seguramente, también hemos tenido el mismo problema, duda, miedo, …

– Aceptar tal y como es: y no nos referimos a sus enamoramientos, sean o no del mismo sexo, sino a su forma de vestir (siempre que no sea desmesurada para su edad), sus costumbres, su pandilla de amigos (a tus padres seguro que tampoco le gustaba alguno de tus amigos), …

Si le gustan las chicas, vestir gótica y el rock and roll, está un poco fuera de los estándares, pero eso no implica que sea su forma de expresarse al mundo y que en ocasiones, se vea insultada por compañeros del colegio.

Es solo uno de miles de ejemplos, pero esperamos clarificar así un ejemplo de aceptación y sobre todo, estar en este caso, a su lado para mostrarle nuestro apoyo y cariño que le devuelva la seguridad en sí misma.

Cuando acudir a la ayuda profesional de un psicólogo para mejorar la convivencia y comunicación

Ante esta falta de comunicación y la llegada de los primeros problemas de convivencia, deberemos ponernos en alerta y si estos se repiten con el paso del tiempo, acudir a centros especializados en psicología familiar y atención en edades comprendidas en la adolescencia, que os ayudarán como venimos haciendo con un gran número de pacientes, a llevar mejor una época complicada para todos.

Whatsapp